Fomentar el envejecimiento activo

Últimamente no hacemos más que leer sobre envejecimiento activo, saludable, exitoso, productivo…Pero ¿entendemos realmente estos términos y qué impacto social tienen? ¿Es posible implantar estos estilos de vida?

Para empezar comencemos explicando el concepto de envejecimiento activo. Según la OMS es el proceso por el cual se optimizan las oportunidades de bienestar físico, social y mental durante toda la vida, con el objetivo de ampliar la esperanza de vida saludable, la productividad y la calidad de vida en la vejez.

Mayores y bicicleta

Cada vez se incrementan las medidas políticas para promover estos estilos de vida, debido a múltiples hallazgos científicos que apoyan la noción de que las elecciones que constituyen nuestro estilo de vida y nuestras actitudes pueden influir en la evolución cognitiva y  en las estructuras y funciones cerebrales a medida que envejecemos. Los cambios en los estilos de vida pasan por fomentar la estimulación mental a través de ejercicios de memoria como crucigramas y rompecabezas, ejercicio físico moderado, como caminatas diarias, adecuación dietética, ya que la alimentación es un pilar fundamental que influye directamente en nuestro estado de salud tanto física como mental, y también tener en cuenta el estrés, que puede verse reducido practicando sencillos ejercicios de relajación a diario.

 

Uno de cada cuatro europeos tendrá en 2050 más de 65 años

La esperanza de vida está aumentando en toda Europa, de hecho se prevé que en el año 2050 las personas mayores de 65 años representarán más del 25% de la población, según el informe de la Oficina Regional de la Organización Mundial (OMS) de la Salud que publica sobre el continente cada tres años.

Anciana

El informe, que hace referencia a 53 países y casi 900 millones de personas, revela por tanto que las personas están viviendo vidas más largas y saludables, aunque las estadísticas de salud muestran las desigualdades dentro y entre los países.

Los datos son claros, la esperanza de vida ha ido aumentando en 5 años desde 1980 hasta llegar a 76 años en 2010. “Esto es debió principalmente a la disminución de ciertas causas de muerte y los esfuerzos para abordar los factores de riesgo y las condiciones socioeconómicas”, muestra.

“Hay desigualdades persistentes y generalizadas en materia de salud en toda Europa, que en algunos casos están empeorando. Estas son innecesarias e injustas y deben ser una prioridad para nosotros para hacer frente colectivamente”, señala Zsuzsanna Jakab, directora regional para Europa de la organización.

Por ejemplo, la esperanza de vida para las mujeres alcanzó un promedio de 80 años en 2010, mientras que para los hombres fue de 72,5 años, lo que se explica por las diferencias en el estilo de vida y las diferencias.

El informe presenta un continuo descenso en la mortalidad general, aunque las tasas varían considerablemente siendo más alta en Europa oriental y más baja en los países occidentales. Las enfermedades no transmisibles representan la mayor proporción de muertes, siendo de un 80%. Las enfermedades del sistema circulatorio (cardiopatía isquémica, ictus, etc) representan casi el 50% de todas las muertes, seguido por el cáncer, que causa aproximadamente el 20% de las muertes.

Mayores sentados en un banco

 

“GARANTIZAR UNA BUENA VIDA”

Por primera vez en más de 60 años, OMS se propone como objetivo proporcionar claridad en la definición de bienestar, esbozar formas de medir y desarrollar un objetivo regional y los indicadores sobre el mismo a finales de 2013.

“Garantizar una buena vida no es el dominio de un solo sector o servicio, sino un concepto multidimensional con múltiples determinantes. Se requiere un enfoque que implique la totalidad del gobierno y de la sociedad”, señala el documento.

Para ello, la OMS ha desarrollado un plan de trabajo para elaborar un nuevo enfoque para medir el bienestar, que incluye una agenda de colaboración para recopilar, analizar y utilizar los datos de salud a nivel Europeo, junto con un programa de investigación que mejore el uso de la información para apoyar la formulación de políticas para mejorar la salud y el bienestar.

 

Leer noticia